ESTÁ DE MODA SER SUMISA, DISFRUTA NUEVAS SENSACIONES RENDIDA A LOS PIES DE TU AMO

De un tiempo para acá y motivadas por el controversial libro de “Las 50 sombras de Grey”, muchísimas mujeres alrededor del mundo fantasean con sesiones eróticas cargadas de sumisión, castigo y placer. Sin embargo; como no soy partidaria de los azotes, la suspensión, y las pinzas genitales les ofrezco algunas ideas dedicadas a las “beginners” esperando que se atrevan a variar el guión sexual y pasar un rato seguro, divertido y placentero.

La clave sería entender y dejar claro entre las partes que el juego se trata de dominio/sumisión, y no necesariamente centrado en el dolor. Además, lejos de los estereotipos de género cada uno debe reconocer si prefiriere o se ajusta más al estilo sumiso y/o dominante. Mucho cuidado con actuar un rol con el cual no se sientan a gusto, porque en vez de complacer a la pareja pueden terminar dañando la experiencia de juego, o desperdiciando recursos eróticos importantes.

Recuerden siempre que cuando se suprime un sentido los demás se activan, y esa reacción instintiva puede generar mucha satisfacción. De esta forma con un simple antifaz o máscara, atando alguna de las extremidades, o colocando una mordaza generamos intriga, suspenso y aumentamos exponencialmente los niveles de excitación sexual.

Las órdenes pueden ser de acción y restricción, tanto o más erótico puede resultar dar una orden explícita acerca de algún capricho sexual; como el hecho de prohibir la estimulación de los genitales, o la realización de prácticas sexuales penetrativas para la obtención de orgasmos.

Los aliados para ambientar la escena y despertar la creatividad erótica son imprescindibles, por un lado colaboran para que los actores asuman mejor el rol que les toca desempeñar, y también ofrecen un sinfín de efectos que les permiten sentir mayor disfrute mientras se animan romper sus propios límites y preconceptos sexuales.

Tu pareja puede vestir ropa de látex, o cuero; puede usar las tradicionales esposas para inmovilizarte las manos, existe también un tape que permite inmovilizar mayores partes del cuerpo, y que además de reutilizable no genera daños en la piel (pueden consultar la sección de bondage en las sex-shop). En caso de animarse a experimentar dolor durante la relación sexual, recuerden establecer un código de palabras o señas que les permita disminuir la intensidad de la estimulación, o interrumpir de forma inmediata el encuentro.

@amorantunez