SEXO “BUENO, BONITO Y BARATO”

La sexualidad así como los afectos pueden ser igual de vulnerables a los problemas económicos que atravesamos de vez en cuando; tal cual, como sucede con nuestra calidad de sueño, salud y buen humor. Pero siempre podemos recurrir a las alternativas mas económicas, para seguir disfrutando con dignidad y calidad nuestra vida sexual, bien sea que estemos solteros o en pareja.

Te cambio el cine por alguna película en casa: esta no solo resulta la excusa perfecta y clásica para invitar a la pareja a un encuentro sexual casual, sino que también va a resultar mucho más económico; y el ambiente puede aprovecharse de todas las formas posibles, antes, durante y después de la función. Por supuesto, para aderezar la sesión puedes elegir una película que alborote los sentidos de ambos, sustituye los refrescos y cotufas por bebidas alcohólicas y chocolate, o cualquier otro alimento preferiblemente dulce que puedan compartir de boca a boca.

Te cambio el viaje por un hotel romance: esta es una movida bastante delicada si nunca han visitado juntos un hotel dedicado al amor y la pasión; conozco muchas parejas que descalifican estos sitios y aunque respeto su opinión, también los invito a considerar la idea de cambiar la rutina de la casa, por unas cuantas horas en un espacio dedicado a exaltar el erotismo. Traten de planificar la visita en los horarios menos concurridos, y no se preocupen si sólo pueden invertir en la habitación más sencilla; porque además de uno u otro detalle en la decoración, la diferencia la hacen ustedes.

¿En tu casa o en la mía?: obviamente, las personas solteras siempre deben invertir un poco mas (justo al principio cuando deben salir “impecables” a buscar pareja), pero hasta ellos pueden ahorrarse buen dinero si cambian las salidas a locales, por reuniones en casas. También, con un poco de suerte y buena dosis de química, quizás ese mismo espacio sirve para avanzar rápidamente en las fases de socialización, cortejo y hasta sexo exprés.

Si deseas continuar gozando de encuentros sexuales libres de embarazos no deseados sin el gasto adicional en métodos anticonceptivos, nada más barato y efectivo que el “peeting”, la masturbación, y el sexo oral; por supuesto, debe existir el consenso y compromiso por parte de ambos, para evitar caer en provocaciones, roce de genitales, y/o intentos fallidos y traumáticos con el coito interruptus.

Por ultimo, otro clásico sería te cambio el restaurant por una comidita hecha en casa: si no eres de las que se destaca en la cocina, opta por la única receta que domines; o invítalo a cocinar mientras tú te ocupas de entretenerlo.

 

Amor Antunez

@amorantunez

To ReadAmor AntunezComment