¡YO APOYO EL SEXO ORAL PLACENTERO!

No se trata de ninguna campaña en redes sociales, aunque deberíamos aprovechar el impulso y convertirlo en #TT, porque tanto para la mujer como para los hombres, el sexo oral representa una de las practicas sexuales más placenteras y efectivas para alcanzar orgasmos.

Las razones son tan variadas como el gusto y particularidad de cada uno de nosotros; por ejemplo, hay quien lo prefiere porque el masaje que recibe sobre el genital es mas delicado y excitante, también está el grupo de personas que lo elige porque demanda menor ejercicio físico que las penetraciones, y por ultimo, pero no menos interesante, está el grupo de parejas que desea mayores sesiones de sexo oral porque no existe riesgo reproductivo.

Ahora bien, todos deberíamos dedicarle un tiempo especial de educación y practica antes, durante y después de ofrecer este masaje sobre el genital de la pareja, para evitar los típicos errores o bien maximizar las alternativas de goce y disfrute sexual.

Así que manos a la obra, y anímate a probar alguno de estos #tipseróticos que bien vale la pena leer con detenimiento y practicar (ahora mismo con algún alimento, fruta, o caramelo con forma sugerente) o tratar de memorizar y aplicarlos “in situ” en tu próximo encuentro erótico:

  • Dedica una sesión completa al sexo oral, no lo trates como complemento de la penetración; en cuanto te enfoques en aprovecharlo de forma exclusiva para el disfrute sexual compartido, ya verás como le pones un extra de creatividad y empeño a tus movimientos.
  • El sexo oral se refiere a la estimulación sexual del genital con la boca (labios, lengua y hasta dientes incluidos) pero no significa que debes dedicar todo el tiempo de la sesión a saturar la zona hasta el aburrimiento. Recorre el cuerpo de tu pareja con tu boca, y simula el gesto sexual en otras zonas de su mapa erógeno.
  • Mantén la hidratación en tu lengua, y tus labios bien humectados para evitar roces incomodos que lastiman las zonas sensibles del genital. No temas romper la sintonía del momento consumiendo líquidos durante la sesión, más bien aprovecha la pausa y comparte sorbos en la piel de tu pareja, así agregas una sensación de frescor súper excitante que aumenta la tensión sexual.
  • Aplica trucos que nada tiene que ver con sexualidad (aparentemente), como los ejercicios de vocalización, movimientos de la lengua para devorarte un helado antes que se derrita, o los tradicionales bocados de alimentos con forma fálica. Quizás estas practicas puedes repetirlas sin tanta vergüenza y más frecuentemente que el sexo oral, pero notarás el cambio desde la primera vez que abordes la situación con mayor conciencia erótica y creatividad.

Amor Antúnez
@Amor Antúnez